RELLENE EL FORMULARIO PARA ENVIAR UN CORREO ELECTRÓNICO

Los campos marcados con un asterisco son obligatorios *
MENSAJE

HUMAN CENTRIC LIGHTING: LA LUZ QUE SE ADAPTA A LAS NECESIDADES DEL HOMBRE

Diseñar luz es un proceso cada vez más complejo: Human Centric Lighting tiene en cuenta los efectos biológicos, visuales y emocionales que la luz tiene sobre los seres humanos.


La luz es un componente básico para el bienestar.  Basta con pensar en los múltiples beneficios del sol sobre el organismo, desde la síntesis de vitamina D hasta la mejora del estado de ánimo. Este concepto tan importante también tiene su extensión en la iluminación de los recintos cerrados. Durante mucho tiempo hemos atribuido a la luminotecnia funciones esencialmente prácticas, funciones necesarias para la realización de las actividades humanas cotidianas, para satisfacer necesidades tales como la visión, la orientación y la seguridad. En los últimos años, sin embargo, el paradigma ha cambiado. La ciencia está cada vez más de acuerdo en afirmar que la luz impacta en varias funciones de los individuos, en particular en su ritmo biológico o ritmo circadiano, dependiendo de cómo se quiera definir.

De estos supuestos se derivó el concepto de Human Centric Lighting (HCL), que es una nueva forma de entender la iluminación que se centra en el bienestar de las personas, con el objetivo de adaptarse a sus necesidades.

 

QUÉ ES LA ILUMINACION CENTRADA EN LOS SERES HUMANOS

Human Centric Lighting es un concepto de diseño de iluminación que implica el uso de soluciones en las que los efectos biológicos, visuales y emocionales de la luz se combinan de manera integral con el objetivo final de impactar positivamente el estado psicofísico, la productividad, el estado de ánimo y la salud de las personas.

La iluminación centrada en los seres humanos analiza y pone en práctica formas que le permitan obtener la iluminación más correcta en cualquier momento del día y del año, con el fin de favorecer el bienestar del individuo en todas sus circunstancias.

Por otro lado, el enfoque en el que se basa HCL no debería sorprendernos, ya que sigue lo que sucede en la naturaleza. El ritmo biológico del hombre, desde el sistema cardíaco hasta el ciclo sueño-vigilia, se adapta espontáneamente a las variaciones de luz que se producen no solo durante el día sino también de una estación a otra.

Partiendo de esta intuición, Human Centric Lighting tiene como objetivo crear ambientes en los que la luz constituya un elemento crucial capaz de incrementar la sensación de confort que percibe el ser humano que, por la circunstancia que sea, habita o se mueve en esos mismos espacios. De ahí el atributo "Human Centric". Un diseño que sitúa al hombre en el centro de interés, demostrando estar adaptado a sus necesidades físicas y mentales.

 

EL IMPACTO DE LA LUZ EN EL BIENESTAR DEL HOMBRE

En ausencia de luz natural, las fuentes de iluminación artificial juegan un papel importante en el desempeño de nuestras funciones diarias, influyendo no solo en nuestro estado de bienestar sino también en nuestro grado de motivación, nuestra concentración y nuestra productividad. El objetivo del método Human Centric Lighting es diseñar la luz para abordar de manera óptima todas estas necesidades.

Un profesional que utilice este enfoque en sus proyectos de iluminación deberá prestar atención a tres componentes:

  • el componente visual;
  • el componente emocional;
  • el componente biológico.

El elemento visual es fundamental en cualquier contexto ambiental. Solo una buena visión nos permite sentirnos a gusto y orientarnos correctamente en el espacio que nos acoge.

Un buen proyecto de HCL también debe tener en cuenta las emociones que se quieren transmitir a las personas dentro de un determinado entorno. Dependiendo de las necesidades particulares, el espacio puede, por ejemplo, ofrecer una sensación de calidez, acogida, relajación, energía o concentración.

Finalmente, el aspecto biológico del proyecto de iluminación es fundamental. Tal esfera debe ser estudiada con la máxima atención ya que influye en el biorritmo de las personas de ese entorno, asegurando, por ejemplo, una mayor productividad durante el día o una mejor calidad de sueño durante la noche.

 

ÁREAS DE APLICACIÓN DE LA ILUMINACIÓN CENTRADA EN EL SER HUMANO

El enfoque Human Centric Lighting juega un papel protagonista en todos aquellos entornos en los que la luz juega un papel central. Lugares como hospitales, residencias de ancianos, oficinas, fábricas y colegios son las áreas de aplicación en las que la tecnología de iluminación "Human Centric" encuentra su máxima expresión.

En todos estos sectores, la luz se está convirtiendo paulatinamente en una herramienta que ayuda a mejorar la calidad de vida de las personas. Pero en general, el enfoque HCL es válido para todos los espacios interiores en los que pasamos buena parte de nuestro día. Por tanto, tampoco se excluyen los entornos domésticos.

La aplicación práctica de Human Centric Lighting ve un aliado efectivo en las tecnologías recientes, especialmente en los desarrollos del Internet de las Cosas que están ampliando la gama de productos disponibles para proyectos de iluminación. La revolución de la luz acaba de comenzar. A partir de ahora nos espera un crescendo de innovaciones cada vez más inteligentes y adaptadas a las necesidades humanas.

Error al enviar la solicitud.
¡Por favor, intentar más tarde!
¡Gracias!
Su solicitud ha sido enviada satisfactoriamente