RELLENE EL FORMULARIO PARA ENVIAR UN CORREO ELECTRÓNICO

Los campos marcados con un asterisco son obligatorios *
MENSAJE

Descubre las principales ventajas del nuevo control remoto del alumbrado público

Las ciudades están incorporando sistemas de alumbrado público para ahorrar dinero y energía. El control remoto de la instalación trae una larga lista de beneficios y supone un avance en el camino hacia las smartcities.


La innovación está a la orden del día. En este sentido, se ha impuesto en todos los sectores, tanto públicos como privados. Para que se pueda hacer una idea del verdadero alcance de este fenómeno, en el presente artículo le explicaremos en qué consiste el nuevo sistema de alumbrado público, basado en el control remoto. 


¿En qué consisten los sistemas de control de alumbrado público?

Como su propio nombre indica, el control remoto del alumbrado público consiste en administrar todos los puntos de luz que iluminan la vía a través de medios digitales. Esto se realiza tanto a nivel individual como colectivo y, como veremos más adelante, tiene numerosas ventajas para los encargados de este área y para el ciudadano. 

En un futuro no muy lejano, las ciudades españolas (y de gran parte del mundo) se transformarán en smart cities gracias a la continua apuesta en innovación. Un gran paso en este sentido es la implantación de fuentes de luz led, que continúa extendiéndose por toda España. Sin embargo, el nuevo control del alumbrado público va más allá

Gracias a este sistema de alumbrado público innovador, es posible gestionar y almacenar datos sobre cada punto de luz. De este modo, es posible detectar anomalías en tiempo real y solucionarlas. Además, es posible ejercer un control tanto colectivo (por ejemplo, todos los puntos de luz de una calle) como individual. 


¿Es necesario realizar un nuevo despliegue tecnológico?

Tal y como es posible imaginar, la instalación de esta disciplina de alumbrado requiere llevar a cabo un nuevo despliegue tecnológico en nuestras ciudades. De este modo, es indispensable contar con numerosos dispositivos que posibiliten crear una cadena de control inhalámbrico y accionamiento entre puntos de luz y un equipo de telegestión centralizado. 

Además de lo anterior, muchas ciudades están aprovechando para incorporar otros dispositivos, como pueden ser las fotocélulas. Así, cada vial puede detectar la cantidad de luz que hay en el ambiente y aumentar o disminuir su propia intensidad en consecuencia. De la misma manera, muchas han incorporado relojes astronómicos para determinar automáticamente si debe encender o apagarse. 

¿Cuáles son las ventajas de contar con este control remoto?

Podríamos definir las ventajas en dos grandes grupos: para los ayuntamientos (o el encargado de la gestión, en concreto) y para el ciudadano.

Para los ayuntamientos

En primer lugar, este sistema permite organizar de mejor manera todo lo relativo a la iluminación de la vía pública. Supone, por tanto, una descarga de trabajo, que se automatiza y cobra así una mayor fiabilidad. Asimismo, es una apuesta por la digitalización, que se está convirtiendo casi en una obligación para las administraciones públicas. 

Además, las autoridades municipales pueden obtener datos extremadamente precisos y en tiempo real acerca del consumo de energía. Esto es vital para gran parte de trámites burocráticos relacionados con los certificados energéticos (como el certificado blanco) o con el medio ambiente. 

Para el ciudadano

La ciudadanía es la gran beneficiada por este sistema, sobre todo si hablamos de seguridad. ¿Qué quiere decir esto? Principalmente, que se minimiza la posibilidad de que una calle se quede sin luz durante un tiempo prolongado. Además, es un complemento muy significativo para mejorar la seguridad vial, especialmente en zonas poco iluminadas. 

Otra de las ventajas no está relacionada intrínsecamente con este sistema, pero sí con las innovaciones que suelen acompañarlo. Por ejemplo, muchos ayuntamientos están aprovechando para incorporar sistemas de videovigilancia o de detección de contaminación. También se mejora la comunicación y gestión de una incidencia relacionada con el alumbrado.


¿Estamos acercándonos a las ciudades del futuro?

Ya hemos visto las características del alumbrado público led con ventajas y desventajas. Pero ¿qué importancia tiene en realidad? ¿Es una apuesta por el futuro, o un simple avance en materia de iluminación? Tras haber analizado los casos de éxito y las tendencias actuales, nos decantamos por la primera opción. 

Como avanzábamos antes, las smart cities necesitan otorgar gran peso a la digitalización para ser consideradas como tal. Hoy en día, Madrid y Barcelona son las dos ciudades con más probabilidades de adquirir esta categoría a corto-medio plazo. No obstante, otras ciudades se han sumado a la carrera, como Valencia o La Coruña. 

Del mismo modo, no podemos obviar que las ciudades del futuro deben ser espacios sostenibles. Es aquí donde radica la importancia de esta herramienta de control, puesto que reduce el impacto medioambiental requerido. Asimismo, la progresiva instalación de ledes se traduce en un ahorro de CO₂ muy considerable. 

En último lugar, es importante anotar que aún quedan muchos retos por delante. No podremos hablar de ciudades del futuro hasta que, por ejemplo, se disponga de un volumen suficiente de puntos de recarga para coches eléctricos. Del mismo modo, es primordial avanzar en materia de TIC y de automatización de edificios. 

En definitiva, el sistema de alumbrado público está llamado a ser la próxima revolución energética en nuestras ciudades. Si desea conocer información adicional sobre esta materia, siga leyendo nuestra web o consúltenos.


Error al enviar la solicitud.
¡Por favor, intentar más tarde!
¡Gracias!
Su solicitud ha sido enviada satisfactoriamente